Ir al contenido principal

Entradas

1848: Seneca Falls y el Manifiesto Comunista

Los debates que provoca la frustración suelen derivar en esperpentos retóricos. La derecha ha ganado en Andalucía, y como consecuencia de esto y de las facilidades para el desahogo que ofrecen las redes sociales, podemos llegar a leer una cantidad ingente de estupideces. La más llamativa, en mi opinión, ha degenerado en una confrontación entre feminismos y lucha de clases, que viene larvándose un tiempo, pero que se ha endurecido estos días. Se quiere plantear que el feminismo compite con la lucha de clases malgastando en un tema secundario buena parte de la fuerza, y que la lucha de las mujeres es una lucha desclasada. Pero esto, históricamente no ha sido así.
En 1848, Lucretia Mott y Elizabeth Cady Stanton organizan la Convención de Seneca Falls, eclosión definitiva del movimiento feminista organizado. El resultado de aquel encuentro fue la redacción de la Declaración de sentimientos de Seneca Falls, que por primera vez establece una agenda explícita de lo que va a ser el movimiento…
Entradas recientes

¿La libertad es un deseo o un poder? Por qué soy abolicionista

No se le escapa a nadie que estamos viviendo una enorme tensión entre movimientos feministas en relación a la prostitución. Es una tensión que en buena parte de los foros por donde transcurre el debate se trata con una enorme superficialidad, pero que esconde diferencias de fondo que conviene explicitar, porque no son menores.
El feminismo es un edificio levantado sobre los pilares de la modernidad. Hijo predilecto de la modernidad ha sido el liberalismo, es cierto, pero aunque menos queridos, también son hijos e hijas de la misma modernidad el marxismo, el anarquismo, el feminismo, y en general todas las corrientes críticas emancipatorias hasta los años 70 del siglo XX. Esto es así porque se erigen sobre las categorías políticas que aportó la edad moderna, y que tuvieron su primera articulación política en la Ilustración. Libertad, igualdad y solidaridad serían sus categorías más fuertes, y el poder y sus relaciones son el eje sobre el que giran sus teorías críticas. Además, son categ…

La "industria de la felicidad" contra la empatía

La industria de la felicidad no deja espacio para el pensamiento negativo. Ha convertido el “derecho” a buscar la felicidad en una obligación de la que, además, eres el único responsable. Si no has conseguido alcanzar tus metas es porque no has sonreído lo suficiente, no has participado en suficientes talleres de musicoterapia o no te has gastado suficiente salario en clases de “mindfulness”. Porque todo el mundo sabe que si deseas algo con suficiente fuerza, lo vas a conseguir seguro (con ayuda del universo, que conspira a favor de la gente positiva). Además, seguramente sigues rodeado de gente negativa, esos chupasangres empeñados en tener problemas de todo tipo: puede que incluso alguna persona de tu entorno haya perdido recientemente a un ser querido y esté empeñada en estar triste por su pérdida, en lugar de sonreír y apuntarse a algún taller de arteterapia.
La industria de la felicidad es el paso siguiente en el desarrollo cultural neoliberal, la última frontera en la atomiza…

El voto a "la contra" no moviliza

Ha ganado Trump. Lo veíamos venir pero no queríamos mirar. Y ahora que ya está aquí, cuanto menos deberíamos extraer alguna conclusión útil. ¿Por qué un personaje sin experiencia política, xenófobo y machista, que no tenía siquiera el apoyo pleno de su partido ha podido ganar las elecciones? En mi opinión, en parte se explica por la poca calidad de una rival, Hillary Clinton, que tenía demasiadas contradicciones en su trayectoria política. Pero no sólo. Como en el referéndum sobre el Brexit, el voto a la contra no ha servido para movilizar a una mayoría social que, con toda seguridad, desprecia a Donal Trump.
Tenemos que ir más allá de la poca calidad de la oponente. En el referéndum inglés, grandes figuras de la política británica defendieron la permanencia en la UE y perdieron la batalla. ¿Qué está pasando? Creo que varias cosas.

Hay un desgaste del proyecto democrático en sí mismo y en todo el planeta.
Las imperfectas democracias occidentales del siglo XIX se consolidaron definitiv…

La deshumanización del tiempo

Sería interesante escribir una historia del tiempo, un recorrido por el valor y el sentido que el tiempo ha tenido a lo largo de nuestra historia y para cada cultura. En occidente, por ejemplo, se sacralizó enseguida, primero como mecanismo de consolidación de los ciclos de las estaciones en la dinámica social (había que comportarse y hacer cosas distintas para prepararse y sobrevivir en cada estación), y después separando su dimensión terrenal de la celestial. Bajo la promesa de vida eterna del cristianismo se consagraba el tiempo tras la muerte, se degradaba el tiempo como valor en vida.
La edad moderna nos ayudó a desacralizarlo. A medida que se consolidó como fundamental en física fue adquiriendo un papel instrumental en dos sentidos. El tiempo era un elemento humano en la medida en que nos servía para explicar los fenómenos físicos, y además podía medirse. Pero también era parte del escenario de la vida (junto con el espacio físico). Fue una conquista formidable. Nos apropiamos d…

La “derechización” del mundo

Hemos sabido estos días que Colombia ha dicho "no" al proceso de paz en su referéndum. No puede extrañarnos a estas alturas que una consulta popular tenga un resultado conservador. Lo hemos visto en el proceso de consulta sobre el Brexit, en las elecciones generales en España o en los procesos electorales de la Europa central y del Este. Vivimos con frustración desde la izquierda un pasado reciente en el que creímos poder decir que los gobiernos estaban separados de sus sociedades, que las instituciones de la UE, por ejemplo, no representaban la voluntad real del pueblo europeo. Yo ahora tengo mis dudas. No creo que esa separación sea tal en lo ideológico: la sociedad es de derechas.
Conviene que empecemos lo antes posible a afrontar esta realidad terrible. La crisis económica y la gestión conservadora de la misma han dado lugar a una respuesta ciudadana paradójicamente más conservadora, a pesar de las secuelas sociales que generan sus políticas. Así, la insolidaridad europ…

Amarna y la hipocresía

Como no me gustan los linchamientos públicos quiero empezar matizando lo que voy a escribir después, porque no me gustaría formar parte de una jauría contra la persona Amarna Miller, aunque comparta muchos de los argumentos que se exponen contra su vídeo. No tengo nada en contra de esta chica, ni soy quien para juzgarla por lo que hace dentro o fuera de su profesión. Pero sí por lo que dice. Esto me parece un ejercicio de salud democrática. Porque, además, creo que al menos el vídeo de Amarna nos permite debatir sobre el hecho de la hipocresía, que también me parece un asunto interesante. Me he estado mordiendo la lengua durante días, porque he visto a mucha gente de mi entorno alucinar con el vídeo. Espero que por lo menos no se tomen a mal mi opinión, porque no es un ataque contra ellos sino una argumentación sobre la hipocresía y la libertad de la mujer. Por eso he esperado unos días para publicarlo, para que no pareciera una reacción.
Lo primero que cabe señalar es que el vídeo e…