Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Atravesar el Cabo de Hornos… en galera

El presidente Rajoy es la metáfora de muchas cosas. Puede ser la imagen decadente de un término real descorazonador, el de los equilibrios internos de un partido en el que, por los encajes de bolillos de la política de corrientes, se aparcó la capacidad para que una persona muy limitada fuese en tres ocasiones candidato a presidente. También es la triste metáfora del triunfo por incomparecencia del enemigo. Las Elecciones Generales de 2011 fueron más perdidas que ganadas. Perdidas por el PSOE, naturalmente. Y como resultado de su debacle, irrumpe en el poder un candidato a eterno líder de la oposición. Porque quizá la metáfora más fea es la de un gobierno que, incapacitado para ejercer su liderazgo político en la dirección del Estado, ha decidido seguir atrincherado en la oposición de manera indefinida (véase el debate sobre el estado de la nación de estos dos últimos días).
Así es Rajoy, que como metáfora no es mucho más solvente que como Presidente de un Gobierno que tenía el único…

¿Derecho del trabajo o derecho de la empresa?

Le gusta decir a un compañero que no vivimos un tiempo de cambios sino un cambio de tiempo. Y en esta encrucijada que nos debate entre la defensa del modelo social europeo fruto del pacto social de la posguerra y el nuevo paradigma neoliberal, hay elementos que se sitúan como punto de apoyo a partir del cual mover el mundo, al menos tal y como lo conocemos. Porque hoy no se disputan políticamente cambios en el marco de relaciones sociales europeo, sino la sustitución del marco mismo, por lo que el ataque se realiza bajo la línea de flotación del sistema de relaciones que se quiere sustituir. La derecha lo tiene claro. Ha identificado los elementos fundamentales y por ellos ha empezado a acometer su derribo, y sabe que la clave del cambio de paradigma está en la sustitución del derecho del trabajo por el derecho de la empresa, a partir de lo cual el modelo social resultante es necesariamente distinto.
Porque si las claves fundamentales del resto de órdenes del derecho tienen un origen…