Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

Breaking Bad y el Suresnes de la izquierda alternativa en España

Breaking Bad es una de las mejores series de televisión de la historia por muchas razones. Los juegos con el color, tanto en la iluminación como en la ropa y el atrezzo, para enfatizar estados de ánimo; la construcción meticulosa del argumento y los personajes, como en las mejores novelas rusas, creciendo desde lo cotidiano; y una historia a cuyo servicio poner todos los elementos, incluidos la vida y la muerte, la convierten en un fenómeno artístico y no sólo de entretenimiento. Pero además, desde mi punto de vista, parte de la magia de Breaking Bad tiene que ver con dos problemas morales que la serie le plantea al espectador. Porque el desarrollo de la serie se fundamenta, en realidad, en cómo se responde a estas dos cuestiones: ¿es lícito (moralmente) renunciar a tus propias normas morales para alcanzar un fin noble? y si es así, ¿cuál es el límite, dónde parar? Esta y no otra es la historia de Walter White, un hombre enfermo de cáncer que quiere dejarle un legado económico a su fa…

El club de los poetas muertos

Si hay una diferencia entre educar y manipular, esta consiste con toda seguridad en que, mientras con la manipulación tratamos de conseguir de la otra persona su sumisión ante nuestros propósitos, mediante la educación tratamos que alcance los suyos propios. Las técnicas pueden parecerse en ocasiones, pero se manipula para enseñar a obedecer y se educa para ayudar a liberar. Es una diferencia notable, para la que es necesaria una enorme dosis de creatividad, tanto en quien educa como en los educandos que tarde o temprano tendrán que enfrentar sus objetivos personales con el mundo real. Por eso me niego a aceptar el carácter instrumental que en ocasiones la sociedad occidental le exige al sistema educativo, tratándolo casi como un tránsito hacia el mercado laboral. No es de extrañar que nos cueste hacer entender el valor de las humanidades en un mundo que quiere atribuirle un servilismo utilitario a todo lo que pone en juego, incluida la educación. ¿Para qué sirve la literatura en el i…

¿Qué NO es una "candidatura ciudadana"?

En las últimas semanas hemos visto la aparición de distintos proyectos para la elaboración de candidaturas ciudadanas a las elecciones municipales. El propio Pablo Iglesias, desde mi punto de vista con bastante acierto estratégico, aunque con una cierta contradicción democrática, sugería la posibilidad de que PODEMOS no participara de manera masiva en los comicios locales del año que viene para evitar el posible oportunismo con la “marca” PODEMOS, pero sugería dar apoyo desde su partido a las candidaturas ciudadanas. Y aunque no me gusta, en general, el uso de las definiciones en negativo, porque se dejan fuera una parte de la esencia que recogen las definiciones positivas, no puedo dejar de hacerme la pregunta que sugiere el título de este artículo: ¿qué no es una candidatura ciudadana?
Creo que en este caso es interesante hacerse las preguntas en sentido contrario, porque lo que me alarma de este tipo de discurso no es tanto que aparezcan nuevas opciones políticas (algo natural en de…

Un mensaje contracorriente: la comunicación no lo es todo

Los debates televisivos son una forma de renuncia, una claudicación de la reflexión ante su derrota por parte de la urgencia o el interés de quienes deciden desde los medios de comunicación lo que la gente debe saber, o qué les debería preocupar. La realidad de la crisis ha sido como un tsunami que ha anegado la opinión pública de mensajes de brocha gorda, reduciendo el espacio para la reflexión tranquila a pequeños islotes de compromiso con la verdad. Pero no sólo porque el aprovechamiento liberal de la situación económica para provocar un cambio de modelo necesitaba de una urgencia que pasase por encima de la capacidad de respuesta alternativa, sino porque desde las mismas alternativas se ha terminado por asumir que lo verdaderamente importante en política es saber comunicar, y allí los medios neoliberales han encontrado la forma de llevar la batalla lejos de donde está el auténtico conflicto. Una comodidad desde la que pueden plantear cualquier espacio de discusión sabiendo que, da…

El circo de los idiotas

Pertenezco a una generación que todavía se emocionaba con la llegada del circo a su ciudad. Tengo grandes recuerdos de tardes de circo en Parla, donde he vivido toda mi vida (excepto mi paréntesis granadino). Y aunque ya entonces decían nuestros mayores que no se vivía la llegada del circo con la expectación de antes, una visita al circo ambulante era aún un momento intenso. Tanto es así, que años más tarde, y como parte de mi activismo juvenil, colaboré en la organización de cinco encuentros de circo en las calles de Parla con la coordinadora de asociaciones Alternativa Joven. Quizás es por eso que no me gusta el uso del circo como término peyorativo. Todavía soy un admirador de los artistas que acuden en caravana a llevar algo de magia por los pueblos de este país.
No obstante, estamos a punto de ver una paradoja tan rocambolesca en la política local de Parla que roza lo humorístico. Los personajes de la parodia son un alcalde procesado por prevaricación y desobediencia, un afiliad…