Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

¿Quién educa?

Leí hace tiempo a José Antonio Marina citando un proverbio africano: para educar a un solo niño, hace falta la tribu entera. Es una declaración de intenciones sobre el alcance de la sociedad en la educación, pero también sobre la complejidad a la hora de determinar los agentes que intervienen en el proceso de formación moral y personal de todas las personas, o sobre quién tiene la responsabilidad última en los procesos educativos. ¿La responsabilidad es exclusiva de los padres, como plantean las voces conservadoras, y tienen por eso derecho a determinar en exclusiva el contenido de la educación de sus hijos e hijas?. ¿Debe la escuela limitarse, por lo tanto, a aportar saberes instrumentales y contenido formativo renunciando a la educación?
Vayamos por partes. En primer lugar me parece imprescindible determinar el sujeto poseedor del derecho a la educación. En este sentido, mi opinión es que no son los padres los que tienen el derecho de educar a sus hijos. Son los hijos los auténtico…

Democracia y derecho a ofender

Soy sindicalista. A diario me enfrento a la campaña mediática que los medios de comunicación comenzaron en 2006 y al cacareo de quienes han decidido aparcar su criterio en favor de los voceros del poder. Y también, por qué no decirlo, a las críticas argumentadas de quienes, con criterio propio, simplemente no están de acuerdo con la forma en que los trabajadores nos organizamos mayoritariamente en España. Reconozco que, no sé si porque CCOO ha estado presente en mi vida desde que nací, soy en ocasiones demasiado visceral. Así aprendemos a ser sindicalistas en Comisiones Obreras: con la cabeza, con el corazón y con el estómago. Y reconozco también que me ofenden poderosamente las críticas que diariamente tengo que escuchar en todos los rincones de mi vida cotidiana. Es el tiempo que nos ha tocado vivir y mal que bien lo tolero como demócrata.
Confieso que me cuesta reírme con las viñetas humorísticas referidas a nosotros, los sindicalistas, cuando considero que repiten acríticamente los…