Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Tradición y tortura en el siglo XXI

No me cuesta defender la tradición como una manifestación de la cultura. En el pasado medieval de Europa, en su historia moderna y contemporánea, se entierran las raíces del árbol de la democracia, por ejemplo, o algunas de las mejores manifestaciones de la pintura, la arquitectura y la literatura de la historia de la humanidad. Es un pasado con claroscuros, de todos modos. Dos guerras mundiales, la inquisición, y distintas formas de tiranía se han gestado al calor de la tradición occidental como lo hicieran la catedral de Notre Damme o Las Meninas. Por eso conviene diferenciar aquello que tiene valor moral de lo que no lo tiene. Y lo cierto es que ninguna manifestación tradicional tiene valor moral alguno por el hecho de ser tradición. El feudalismo y el orden social del medievo son hechos históricamente inteligibles, pero del todo inaceptables en el siglo XXI. Que Aristóteles despreciase a la mujer o defendiese la esclavitud puede entenderse de un hombre del siglo IV antes de Crist…