Ir al contenido principal

Amarna y la hipocresía


Como no me gustan los linchamientos públicos quiero empezar matizando lo que voy a escribir después, porque no me gustaría formar parte de una jauría contra la persona Amarna Miller, aunque comparta muchos de los argumentos que se exponen contra su vídeo. No tengo nada en contra de esta chica, ni soy quien para juzgarla por lo que hace dentro o fuera de su profesión. Pero sí por lo que dice. Esto me parece un ejercicio de salud democrática. Porque, además, creo que al menos el vídeo de Amarna nos permite debatir sobre el hecho de la hipocresía, que también me parece un asunto interesante. Me he estado mordiendo la lengua durante días, porque he visto a mucha gente de mi entorno alucinar con el vídeo. Espero que por lo menos no se tomen a mal mi opinión, porque no es un ataque contra ellos sino una argumentación sobre la hipocresía y la libertad de la mujer. Por eso he esperado unos días para publicarlo, para que no pareciera una reacción.

Lo primero que cabe señalar es que el vídeo en cuestión es un spot publicitario. No entiendo muy bien por qué tanta gente lo ha compartido en las redes señalando su contenido como si fuese un mensaje político, indignado, que “da en el clavo”, cuando en realidad está diseñado como cualquier otro anuncio: no para remover conciencias sobre la doble moral en España, sino para vender entradas a un festival de cine erótico. Lo de la sociedad hipócrita en este anuncio es como el “te gusta conducir” de BMW: un mensaje pensado para vender. Nada más.

Pero vivimos en una sociedad líquida, inconsistente y tendente al conformismo. Un conformismo que se siente también en la falta de exigencia argumental sobre las cuestiones políticas. Por eso valoramos mejor los liderazgos que los proyectos. Y por eso el discurso de una actriz porno puede convertirse en viral, a pesar de ser más de lo mismo que escuchas a cualquiera de tus vecinos, sólo porque lo dice una actriz porno. No aporta nada que no sepamos o que no nos haya dicho ya cualquier colega tomando unas cañas, pero quizás quienes se han lanzado a viralizar el vídeo esperaban menos de una actriz de cine para adultos, lo que no deja de ser un prejuicio bastante hipócrita. En cualquier caso, del vídeo sólo importa quién dice lo que dice y no lo que se dice, que es simplón y repetitivo.

Amarna Miller, como ya hiciera Nacho Vidal para otros fines comerciales, utiliza una retórica político-indignada para promocionar un evento que a su vez tiene como patrocinadores a una cadena de prostíbulos. Está de moda la indignación, así que vende. Pero teniendo en cuenta que ocho de cada diez mujeres que ejercen la prostitución en España lo hacen en contra de su voluntad, ¿a qué se refiere la actriz cuando habla de doble moral o hipocresía? ¿No es hipócrita reivindicar la libertad de la mujer y promocionar una de las fuentes de esclavitud de millones de ellas en todo el mundo? Yo no soy ningún moralista, pero la ideología sin datos me parece fundamentalismo. Si ocho de cada diez mujeres que ejercen la prostitución lo hacen en contra de su voluntad, la prostitución no es un ejercicio de libertad. Y por lo tanto, promocionar un evento que tiene como patrocinador a una cadena de prostíbulos es, cuanto menos, hipócrita.

Ahora bien, Amarna Miller es únicamente una hipócrita. No vayamos a achacarle una colaboración casi directa con la trata de blancas. El problema ha sido que el vídeo era demasiado aleccionador, como si todos fuésemos una panda de gilipollas con doble moral y, claro, nos lo ha puesto demasiado fácil. Amarna ha protagonizado uno de los mayores ejercicios de doble moral que yo he conocido. Parece que ha calculado mal.

No obstante, creo que esta sociedad sí tiene que resolver un debate sobre la sexualidad. Y por supuesto que existe doble moral (no hace falta que un spot publicitario nos lo diga para saberlo). En cuanto a la prostitución, es un tema que preferimos ignorar porque afecta a los eslabones más débiles de la cadena: mujeres de clase trabajadora, pobres, inmigrantes, etc. ¡Cuánta hipocresía en una sociedad que se indigna por cuestiones insignificantes! No estaría mal “viralizar” la conciencia sobre el tráfico de seres humanos que está detrás de gran parte del negocio de la prostitución. Es una sugerencia que hago para el próximo vídeo de Amarna Miller.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Uso del lenguaje e igualdad de género

Hace unos días, el pleno de la Real Academia Española de la Lengua aprobaba un informe de uno de sus académicos sobre el uso del lenguaje no sexista. En dicho informe la academia concluye que el uso del lenguaje no sexista nos impediría hablar y critica las guías publicadas por universidades, movimientos sociales y sindicales con indicaciones sobre el uso del lenguaje inclusivo. No sorprende que en una institución famosa por su endogamia y su carácter conservador sus miembros puedan tener posiciones políticas también de este perfil, pero merece la pena reflexionar sobre el grado de oportunidad del posicionamiento político por parte de la institución, de  cuyos académicos, en cuanto que tales, se espera el cuidado del lenguaje, independientemente de los intereses políticos que pueda haber detrás de cada uso.
Porque el uso inclusivo del lenguaje no es una cuestión lingüística sino política. Tanto las propuestas relativas a la búsqueda de términos genéricos neutros (por ejemplo “ciudada…

DEMOCRACIA, ASAMBLEARISMO Y PROCESOS DE LEGITIMACIÓN

Nuestra nación defiende la democracia y unos buenos desagües.JOHN BETJEMAN
En los Estados fallidos las personas padecen tanta violencia e injusticia como bajo los gobiernos autoritarios, y además los trenes no son puntuales.TONY JUDT
Vivimos un segundo ocaso de la democracia en Europa. El ciclo económico expansivo anterior a 2008 tenía escondida la delgadez de los cimientos éticos, ideológicos y políticos de las democracias occidentales, empeñadas como estaban en el mero crecimiento económico y en la expansión supuestamente infinita de sus mercados. Hubo recursos suficientes para enmascarar mediante el endeudamiento la dificultad real en el acceso de gran parte de la ciudadanía a los recursos más esenciales, y mientras se avanzaba como un tiro, preguntarse por la salud moral de las sociedades occidentales parecía casi un asunto de nostálgicos trasnochados. Nadie parecía reparar en que “la idea de una sociedad en la que los únicos vínculos son las relaciones y los sentimientos que surgen…

El voto a "la contra" no moviliza

Ha ganado Trump. Lo veíamos venir pero no queríamos mirar. Y ahora que ya está aquí, cuanto menos deberíamos extraer alguna conclusión útil. ¿Por qué un personaje sin experiencia política, xenófobo y machista, que no tenía siquiera el apoyo pleno de su partido ha podido ganar las elecciones? En mi opinión, en parte se explica por la poca calidad de una rival, Hillary Clinton, que tenía demasiadas contradicciones en su trayectoria política. Pero no sólo. Como en el referéndum sobre el Brexit, el voto a la contra no ha servido para movilizar a una mayoría social que, con toda seguridad, desprecia a Donal Trump.
Tenemos que ir más allá de la poca calidad de la oponente. En el referéndum inglés, grandes figuras de la política británica defendieron la permanencia en la UE y perdieron la batalla. ¿Qué está pasando? Creo que varias cosas.

Hay un desgaste del proyecto democrático en sí mismo y en todo el planeta.
Las imperfectas democracias occidentales del siglo XIX se consolidaron definitiv…