Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2008

La Escuela Creativa

Defiendo el poder del entusiasmo, que es la intensidad alegre que merece lo valioso, dice José Antonio Marina. Cada mañana veo la pasividad rutinaria con que los niños y niñas llegan al colegio dispuestos a afrontar uno de tantos días previsibles de clase. Entran, se sientan, esperan al profesor o profesora y salen por la tarde sin haber vivido ningún sobresalto (excepto en días señalados). La docilidad con que asumen esta realidad diaria es un claro síntoma de que el sistema educativo funciona a su manera- socializando para la inclusión acrítica en la sociadad. Pero si una sociedad basada en el mito de la productividad (y en la realidad del beneficio) tiene necesidad de hombres a medias- fieles ejecutores, diligentes reproductores, dóciles instrumentos sin voluntad- quiere decir que está mal hecha y hay que cambiarla. Para cambiarla se requieren hombres creativos, que sepan usar su imaginación (Gianni Rodari, “La gramática de la fantasía”). Con frecuencia encontramos en el entorno esc…