Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

No son las europeas, estúpidos

Sobre las legitimidades en política, sobre la dimensión de lo legítimo y los márgenes fuera de los cuales cabe un cuestionamiento de la legitimidad de los conflictos, puede darse un debate difícil. Es complicado medir con exactitud el espacio de conflicto interno que puede darse como expresión natural de la pluralidad política, o como legítima defensa de los intereses de corriente, que son otra forma de expresión del pluralismo interno de las organizaciones. Sin embargo, si bien es complejo determinar claramente la frontera, no deberíamos renunciar a establecer algunas cuestiones de mínimos, para evitar un todo vale que termine llevándose por delante el trabajo militante situándolo por detrás de los intereses particulares. Es importante mensurar el espacio de lo políticamente responsable, o si se quiere, del respeto debido a la afiliación de las organizaciones políticas.
Sin pretender agotar ni mucho menos el debate, creo que como afiliado estoy en disposición de exigir que los confl…

¿Qué no es un sindicato?

Generalmente las definiciones en negativo esconden las dificultades para definir positivamente el objeto de definición, pero dibujan el contorno como las sombras en un claroscuro. Suelen ser un recurso tramposo para cubrir el desconocimiento de la realidad, para sobrevolarla sin detenerse en los matices que contiene más allá de sus líneas fronterizas. Y sin embargo, como recurso didáctico puede servir en un momento dado para ofrecer una introducción que ayude a los legos, cuanto menos, a eliminar exigencias imposibles. Porque si el padre o la madre de un alumno viene al colegio con exigencias médicas, pidiéndole al profesorado que expida una receta para el catarro, habría que explicarle a esos padres qué no es un colegio, y no sería tramposo en absoluto.
El ejemplo anterior puede parecer extravagante, pero deja de serlo si lo aplicamos al ámbito sindical, un espacio que, como el resto del mundo del trabajo, ha sido expulsado de la cultura en las sociedades neoliberales y es para much…