Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

EDM, música electrónica desde la lógica del Rock and Roll

Más allá de mi valoración personal sobre la EDM, me llama la atención el rechazo prácticamente unánime que entre los amantes de la música techno ha producido este nuevo subgénero de la música electrónica de baile. Es un rechazo visceral, como si algo en ese nuevo pseudoestilo (es una mezcla de estilos pre-existentes) de música electrónica comprometiese los cimientos morales de la cultura rave y de club. Pero, ¿de qué se trata? ¿Qué tiene la EDM que no tengan otros géneros de la electrónica para provocar un rechazo tan pasional entre los technófilos?
Como la música techno es de origen underground, con coqueteos overground en alguna época, seguramente una parte del rechazo lo produce el enfoque comercial de la EDM, como lo puede producir el regetón u otros géneros de música popular ligados a la radiofórmula. Pero me interesa profundizar en los elementos que lo diferencian de otros estilos que, estando más lejos musicalmente de la música techno, no alcanzan una oposición tan visceral. …

Breve análisis electoral

Pasado ya el vendaval de la campaña hay que contabilizar bajas y dibujar posibles horizontes. Pero sobre todo hay que tratar de entender la realidad más allá de la aritmética. No es posible saber cual será el resultado de las negociaciones de investidura, pero es posible analizar lo que se ha hecho y cuales han sido los resultados brutos.
No es descabellado afirmar que el gran perjudicado en estas elecciones de la nueva Transición ha sido IU. Al final, ha sido el único partido que estuvo desde el principio del lado de quienes estaban pasándolo mal en esta crisis quien ha pagado las consecuencias, muy por encima de los partidos del bipartidismo que la han gestionado desde el gobierno. Porque UP-IU ha obtenido un mal resultado y su dirección debería tomar decisiones. Si la dirección federal analizó como fracaso el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo, en el que la organización multiplicó por seis su representación, no le cabe la complacencia con este resultado, que divide …

Voy a votar a Izquierda Unida

La política española tiene márgenes estrechos. Desde el inicio de la última legislatura, se han ido derribando puentes y cerrando espacios hasta que no ha quedado sitio para casi nadie. La laxitud moral de la etapa del boom inmobiliario nos trajo la corrupción, pero la sucesión de escándalos nos ha contagiado de un puritanismo en el que nos resulta difícil encontrar compañeros de viaje. Porque como cualquiera que haya estado implicado en los procesos reivindicativos ha tenido que remangarse y mancharse las manos, parece que la única manera de estar limpio es no llevar mochila, lo que nos lleva a admitir que sólo tienen derecho a alzar la voz las clases medias hasta ayer dormidas, y yo me niego a aceptarlo.
Se han deconstruido conceptos como “cambio” o “convergencia” para encajarlos en retóricas interesadas y vacías de contenido, con el único fin de inhabilitar a todo aquel que no comulgue con los principios de la llamada “nueva política”, y que de ese modo, quede un escenario al serv…

La Transición que viene

No puede quedarnos ya ninguna duda de que la crisis va a servir, para bien o para mal, como palanca de un cambio de modelo social en toda Europa y, por supuesto, en España. Se redefinen las fronteras políticas e ideológicas no por casualidad. Se desdibujan los hitos y mitos de nuestra democracia en transición para blanquear las páginas sobre las que se quiere escribir un relato nuevo. Y en este proceso, que en otras condiciones no es en sí necesariamente malo, en esa búsqueda de espacio para una nueva retórica, se revisa la historia reciente y en ocasiones se vacía para hacer hueco.
He escrito varias veces sobre la transición que tuvimos en los años 70. Baste decir aquí que me parece imperfecta, fundamentalmente, en su presentación como “epílogo” de la dictadura, porque después del epílogo no hay más capítulos posibles. Como he dicho en otras ocasiones, la transición de los años 70 debió transmitirse como el “prólogo” de la democracia y no como el epílogo de la dictadura, para que la…

La falacia del mesías y la "ventana de oportunidad"

En el ámbito de la psicología del desarrollo, una ventana de oportunidad es un periodo en el que se le abren al sujeto los plazos para adquirir una destreza o habilidad, tanto física como cognitiva. Una vez cerrada la ventana, el sujeto queda condenado a no adquirir, o a adquirir con mucho más esfuerzo y nunca completamente, la habilidad o destreza de que se trate. Hoy sabemos que en lo que tiene que ver con el desarrollo humano, no existen ventanas de oportunidad en un sentido tajante, sino periodos óptimos para el alcance de los distintos hitos del desarrollo. Por eso debe extrañarnos que se rescate ahora para la política un concepto que prácticamente está superado. Aprovechar las oportunidades ayuda al desarrollo, pero el mundo no empieza ni termina en las ventanas de oportunidad, como todo el mundo bien informado sabe.
Sin embargo, la retórica del cambio se acompaña a menudo de conceptos más o menos pedantes. La “irradiación de hegemonía”, la “centralidad del tablero” y , más rec…

Unidad Popular, una comedia romántica

Una comedia romántica es una historia previsible con un enorme enredo intermedio. Puede parecer paradójico, pero el cliché del género consiste, precisamente, en complicar el guión todo lo posible para llegar al punto que todo espectador esperaba desde el principio: el beso de los protagonistas. Es como bailar: mueves los pies para no llegar a ninguna parte.
En la comedia romántica del año, que los protagonistas se besarían al final era tan previsible como en cualquier otra comedia americana. El resto del proceso ha sido un intento de legitimar una operación que, como en las comedias románticas al uso, tenía sólo que ver con las relaciones personales. Porque aunque se ha titulado unidad popular, la realidad es que los espacios creados ad hoc para tal proceso más parecen un ejercicio de musculatura con el que adquirir peso negociador de cara a una simple lista electoral y no un auténtico intento de acumulación de fuerza y poder popular.
La prensa anuncia la aceptación de las condicione…

Tradición y tortura en el siglo XXI

No me cuesta defender la tradición como una manifestación de la cultura. En el pasado medieval de Europa, en su historia moderna y contemporánea, se entierran las raíces del árbol de la democracia, por ejemplo, o algunas de las mejores manifestaciones de la pintura, la arquitectura y la literatura de la historia de la humanidad. Es un pasado con claroscuros, de todos modos. Dos guerras mundiales, la inquisición, y distintas formas de tiranía se han gestado al calor de la tradición occidental como lo hicieran la catedral de Notre Damme o Las Meninas. Por eso conviene diferenciar aquello que tiene valor moral de lo que no lo tiene. Y lo cierto es que ninguna manifestación tradicional tiene valor moral alguno por el hecho de ser tradición. El feudalismo y el orden social del medievo son hechos históricamente inteligibles, pero del todo inaceptables en el siglo XXI. Que Aristóteles despreciase a la mujer o defendiese la esclavitud puede entenderse de un hombre del siglo IV antes de Crist…

Unidad popular, la canción del verano

La canción de este verano será, sin duda, la unidad popular. La cantan en ciudades y barrios de España activistas y políticos de todas las edades, repitiendo su estribillo pegadizo y su melodía tontorrona como hicieran generaciones anteriores con "La barbacoa" de Georgie Dann. Incluso hay enamorados que la utilizan machaconamente para cortejar a sus amantes (el caso de Alberto Garzón con Pablo Iglesias es paradigmático). Y como todo fenómeno de radiofórmula, su éxito ha sido meteórico, pero su vida será, probablemente, muy corta.
La construcción de unidad popular consiste en la creación de espacios para converger y no para convencer, donde los matices que diferencian se apartan para perseguir colectivamente los objetivos que se comparten. Implica un alarde de generosidad que es incompatible con la soberbia, la arrogancia de tu propia cara en las papeletas electorales o la defensa del interés personal o de corriente. Es muy desaconsejable el sectarismo, porque segrega a parti…

Lo que PODEMOS no ha entendido en Parla

No puede ser buen vecino el que no quiere a su ciudad. Y no puede ser buen político el que no es un buen vecino. Los actos de buena vecindad, esos en los que uno se abandona a la tarea generosa de contribuir al bien común, tienen facetas múltiples. Hay muchas maneras de mejorar el entorno en que uno vive, sin grandes aspavientos ni la necesidad de actitudes heroicas. En ocasiones basta con el esfuerzo de guardar un papel en el bolsillo hasta encontrar una papelera o con respetar los límites de velocidad. La política, en cambio, exige esfuerzos más generosos. Porque además del respeto lógico a las normas de tráfico, se requiere una separación tajante entre los intereses personales o de parte y las decisiones derivadas del ejercicio de tu cargo, en un entorno en el que hay muchas tentaciones para el beneficio personal, y es ahí donde está el verdadero esfuerzo.
Para bien o para mal, las preferencias personales de un cargo público son un asunto irrelevante, porque de lo que se trata es …

La insoportable (no)levedad de Twitter

Para empezar, creo que Guillermo Zapata no incita al odio ni a la violencia desde su cuenta de twitter. Creo que decir estupideces forma parte de la gracia de las redes sociales, aunque a mí personalmente las estupideces de Zapata no me hagan ninguna gracia. Pero la estupidez no es un delito. En este caso, se trata más bien del aprovechamiento político, por parte del PP, de dos errores: las perlas de Zapata en Twitter y el altísimo listón que gente como Zapata ha contribuido a colocar, y del que ahora es víctima.
Creo, en segundo lugar, que la derecha no se lo va a poner nada fácil al gobierno de Carmena haga lo que haga, y que la izquierda, en este caso el PSOE, no debería sumarse a ninguna jauría. Después de todo, lo peor del asunto es el nivel de "frentismo" que se ha instalado en la política española, y que permite polarizar los debates de manera que cada bando puede defender hoy una cosa y mañana la contraria porque todo puede presentarse como una campaña de difama…

Aritmética poselectoral

Los resultados electorales en Parla dejan un panorama de muchísima incertidumbre. Con un PP como partido más votado pero sin la mano amiga de Ciudadanos, su única alternativa de gobierno pasa por Mover Parla, un partido que en varias ocasiones ha dicho que no pactaría nunca con quienes hubieran participado de la gestión anterior del Ayuntamiento, y que por lo tanto, salvo un giro en el discurso, excluye de su política de alianzas a PSOE e IU. ¿Esto abre las puertas a un acuerdo PP-Mover Parla? Todo es posible. Difícil pero posible.
Como segundo partido más votado, Mover Parla puede buscar una mayoría alternativa al PP. Necesita 14 concejales y sólo tiene 6 pero podría sumar los otros 8 pactando con dos de los tres partidos que quedan excluyendo al Partido Popular. Por un lado, la marca blanca de PODEMOS, Cambiemos Parla, puede aportar otros 6 concejales con los que sumar 12. Pero superar el corte implica acercarse a los dos partidos que, tanto Mover como Cambiemos,  identificaron en …

PARLA

Los mecanismos de arraigo tienen un funcionamiento curioso. He crecido en una ciudad mediana, con poco más de cincuenta mil habitantes cuando mis padres se trasladaron en 1981 y cerca de ciento treinta mil en la actualidad. Los que hemos vivido nuestra infancia y juventud en ciudades como Parla, conocemos el impacto moral de la desigualdad. No estamos hechos de otra pasta, pero nos cuesta negar que el reparto de los recursos tiene mucho que ver con el éxito personal y con la explicación de los fracasos. ¿Para justificarlos? No. Para intervenir sobre ellos desde el origen, que es la desigualdad, una de las grandes miserias de nuestro modelo social y que en Parla conocemos muy bien.
Y sin embargo, nos arraigamos, un verbo que me gusta mucho porque habla de las raíces, que son los pilares que sostienen el árbol de la convivencia. No puede ser buen vecino quien no quiere a su ciudad. A mi me duele Parla porque la quiero. No lo puedo evitar. A pesar de sus miserias, sus fábricas cerradas,…

Por qué votar a Izquierda Unida

Hemos tenido un año de precampaña ruidosa, en un ambiente viciado en el que introducir elementos sobre la vida real de las personas en el debate ha sido ciertamente complicado. El año 2014 comenzó con la constatación de que el fracaso de las políticas de austeridad estaba minando la proyección electoral de los partidos del turnismo, y parecían abrirse las puertas de un cambio que humanizase la política española y europea. Por eso se intuía un éxito electoral para Izquierda Unida que, siendo la ilusión de muchos, era también el temor de las élites. Por eso también las élites decidieron dar todo su apoyo mediático a fórmulas no articuladas de transformación social, ayudando a incrementar el ruido retórico para impedir el debate propositivo en el que IU tiene tanta ventaja. Un año después, y bien alimentada la bicha, de cara a los comicios municipales y autonómicos, y con vistas a las generales, han compensado la balanza utilizando los mismos medios para renovar a una derecha que, despu…

La invisibilización de la clase trabajadora en la "revolución del iphone"

En una sociedad sin oportunidades se producen paradojas dolorosas. España es un país que ha invertido enormes cantidades de esfuerzo y recursos colectivos para dar lugar a la aparición de las generaciones académicamente mejor formadas de su historia. No era fácil pasar del analfabetismo funcional como objetivo de la dictadura franquista al acceso en igualdad de condiciones a la universidad que se planteó la democracia. Y es cierto que nos ha faltado camino por recorrer. Hoy en la Comunidad de Madrid, Pozuelo y Parla, las ciudades con mayor y menor renta per cápita respectivamente, siguen siendo las que cuentan con una mayor y menor tasa de universitarios, lo que parece indicar que la clase social sigue ejerciendo una presión importante en las oportunidades educativas. Pero el avance ha sido innegable.
Por eso produce una indignación justificada ver ese esfuerzo dilapidado en una sociedad que no es capaz de ponerse a la altura de sus personas jóvenes. Sin embargo, en el discurso de la…

Música techno, un lamento por la fábrica cerrada

Conviene dimensionar adecuadamente la propuesta. Cuando hablamos de la aparición de un fenómeno cultural, de origen musical en este caso, es inevitable hablar de sus raíces sociales, ideológicas, políticas y económicas como factores determinantes. Yo creo que en el caso de la música techno esto es innegable. Pero tenemos que admitir, al mismo tiempo, que dichos factores operan, en muchos casos, de manera implícita. Creo que el contexto económico y social del Detroit posindustrial de la década de los 80 explica muchas de las claves de la cultura techno. Pero no creo que Juan Atkins, Derrick May o Kevin Saunderson, los padres de la criatura, fuesen conscientes de estar provocando el surgimiento de la primera corriente de contracultura claramente posindustrial. No me imagino a los tres de Belleville, el instituto del que eran compañeros, diciéndose: "eh, tíos, vamos a expresar musicalmente el deterioro de la estructura social de nuestra comunidad negra provocado por el abandono de l…

La criminalización de los trabajadores pobres en Parla

Hoy se ha publicado una entrada en el blog de noticias Vivir en Parla titulado ¿Cuándo se expulsará a los ocupas de viviendas en Parla?, cuyo enlace os aporto a continuación: http://vivirenparla.com/index.php/noticias/item/260-%C2%BFcu%C3%A1ndo-se-expulsar%C3%A1-a-los-okupas-de-viviendas-en-parla
Por un momento he pensado en dejarlo pasar. La simplicidad del tratamiento de quien escribe el artículo en ese medio provocó en mí una primera reacción tendente a considerarlo inofensivo. No hace falta estar muy enterado de lo que pasa en la calle Toledo 15 de Parla para darse cuenta de la desorientación de la periodista que redacta la noticia. Pero después he pensado que, en realidad, al proponer una respuesta de fácil calado social, la falta de argumentos y la simpleza en el enfoque no restaban riesgos a la publicación.
En primer lugar, algunos apuntes metodológicos. La periodista utiliza tres fuentes de información, según cita en el artículo. Por orden de aparición son: empresas inmobiliaria…

Esperanza Aguirre y "lo de Atocha".

Cuando desde el sindicalismo decimos que los Abogados de Atocha son "los nuestros", lo hacemos realizando un ejercicio de humildad generosa. No tenemos la soberbia de atribuirnos el monopolio de su reivindicación, ni pretendemos falsificar la voz de quienes murieron más de tres décadas atrás. ¿Quién puede asegurar cuál sería la militancia de todos ellos treinta y ocho años después de la masacre? Nuestro respeto nos impide el falsete de su voz irrumpiendo en los debates políticos o sindicales de nuestro tiempo. Pero en ese posesivo en primera persona del plural, en ese "los nuestros", tratamos de incluir a todos los demócratas, sean o no militantes de nuestra organización. Porque los Abogados de Atocha son un patrimonio simbólico de la democracia española. Ni CCOO de Madrid ni su Fundación Abogados de Atocha pretenden patrimonializar el recuerdo de Atocha 55. En un alarde de generosidad nos dedicamos al mantenimiento de una memoria democrática que en España apuntal…

Baltimore: un requiem por el fin del trabajo

"They used to make steel there, no?" ("Allí fabricaban acero, ¿no?)- Spiros Vondas(The Wire, 5º capítulo, segunda temporada).
Frank Sovotka es un antihéroe de aspiraciones honorables y métodos que terminan asociándole con el crimen organizado y el tráfico de seres humanos. Desde la dirección del sindicato de estibadores del puerto de Baltimore, trata de agarrarse a un mundo que desaparece, en un empeño obsesivo, aunque comprensible, por conseguir el dragado del canal en la desembocadura del Patapsco para la entrada de nuevos barcos que resuciten el que antaño fue uno de los mayores puertos comerciales del mundo. Quiere trabajo para los suyos y sólo puede conseguirlo comprando influencia política en un sistema en el que los partidos se financian con donaciones "anónimas", y por lo tanto a través de lobbies de presión. Y la jugada le cuesta la vida a trece chicas, doce de ellas asfixiadas en un contenedor de mercancías apilado en los muelles. Frank paga con su p…

Carnés de ciudadanía

La retórica es un desagüe por el que se escurren los significados al retorcer los significantes. Por eso, a pesar de mi defensa del concepto de ciudadanía como una clave fundamental en las relaciones democráticas, tengo que apuntar algunas precauciones. O quizás porque, precisamente la condición de ciudadanía me parece la órbita sobre la que hacer girar otro concepto elemental, el de derechos, creo que merece la pena señalar los usos interesados que, vaciando el concepto de contenidos, buscan una diferenciación tramposa entre ciudadanos, o la desposesión de la condición de ciudadanía en función del ejercicio de la libertad de conciencia.
Porque cuando Pablo Iglesias arenga a sus candidatos regionales definiéndoles como ciudadanos en vez de políticos. Cuando define, no sólo Iglesias, las candidaturas de su cuerda como candidaturas ciudadanas diferenciándolas de las demás. O cuando utiliza la oposición casta-ciudadanía, está despojando de nuestra condición ciudadana a quienes defendemo…

El régimen de la alcachofa

Seguir una dieta de adelgazamiento es un ejercicio de voluntad mediante el cual el interesado o interesada reducen el marco de alimentos permitidos, o su cantidad, para alcalzar el objetivo deseado: perder peso. En sus variantes más radicales, esa reducción del espectro alimenticio puede llegar a casi la ingesta de un único alimento, apartando el resto de forma interesada para adelgazar rápidamente. Nadie duda de que estos regímenes no son generalizables, y que sólo sirven (en el mejor de los casos) para alcanzar los intereses de quien los practica, en ocasiones corriendo riesgos importantes.
Para quienes practican el discurso del "régimen del 78", como para quienes siguen el régimen de la alcachofa, la estrechez de su ingesta diaria de contenidos (históricos o calóricos) sólo puede ser entendida desde la búsqueda de un interés particular, y nunca como un modo adecuado de alimentarse, tanto cultural como gastronómicamente. En ambos casos se obvia aquello que no sirve para ade…