Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2016

El voto a "la contra" no moviliza

Ha ganado Trump. Lo veíamos venir pero no queríamos mirar. Y ahora que ya está aquí, cuanto menos deberíamos extraer alguna conclusión útil. ¿Por qué un personaje sin experiencia política, xenófobo y machista, que no tenía siquiera el apoyo pleno de su partido ha podido ganar las elecciones? En mi opinión, en parte se explica por la poca calidad de una rival, Hillary Clinton, que tenía demasiadas contradicciones en su trayectoria política. Pero no sólo. Como en el referéndum sobre el Brexit, el voto a la contra no ha servido para movilizar a una mayoría social que, con toda seguridad, desprecia a Donal Trump.
Tenemos que ir más allá de la poca calidad de la oponente. En el referéndum inglés, grandes figuras de la política británica defendieron la permanencia en la UE y perdieron la batalla. ¿Qué está pasando? Creo que varias cosas.

Hay un desgaste del proyecto democrático en sí mismo y en todo el planeta.
Las imperfectas democracias occidentales del siglo XIX se consolidaron definitiv…

La deshumanización del tiempo

Sería interesante escribir una historia del tiempo, un recorrido por el valor y el sentido que el tiempo ha tenido a lo largo de nuestra historia y para cada cultura. En occidente, por ejemplo, se sacralizó enseguida, primero como mecanismo de consolidación de los ciclos de las estaciones en la dinámica social (había que comportarse y hacer cosas distintas para prepararse y sobrevivir en cada estación), y después separando su dimensión terrenal de la celestial. Bajo la promesa de vida eterna del cristianismo se consagraba el tiempo tras la muerte, se degradaba el tiempo como valor en vida.
La edad moderna nos ayudó a desacralizarlo. A medida que se consolidó como fundamental en física fue adquiriendo un papel instrumental en dos sentidos. El tiempo era un elemento humano en la medida en que nos servía para explicar los fenómenos físicos, y además podía medirse. Pero también era parte del escenario de la vida (junto con el espacio físico). Fue una conquista formidable. Nos apropiamos d…

La “derechización” del mundo

Hemos sabido estos días que Colombia ha dicho "no" al proceso de paz en su referéndum. No puede extrañarnos a estas alturas que una consulta popular tenga un resultado conservador. Lo hemos visto en el proceso de consulta sobre el Brexit, en las elecciones generales en España o en los procesos electorales de la Europa central y del Este. Vivimos con frustración desde la izquierda un pasado reciente en el que creímos poder decir que los gobiernos estaban separados de sus sociedades, que las instituciones de la UE, por ejemplo, no representaban la voluntad real del pueblo europeo. Yo ahora tengo mis dudas. No creo que esa separación sea tal en lo ideológico: la sociedad es de derechas.
Conviene que empecemos lo antes posible a afrontar esta realidad terrible. La crisis económica y la gestión conservadora de la misma han dado lugar a una respuesta ciudadana paradójicamente más conservadora, a pesar de las secuelas sociales que generan sus políticas. Así, la insolidaridad europ…

Amarna y la hipocresía

Como no me gustan los linchamientos públicos quiero empezar matizando lo que voy a escribir después, porque no me gustaría formar parte de una jauría contra la persona Amarna Miller, aunque comparta muchos de los argumentos que se exponen contra su vídeo. No tengo nada en contra de esta chica, ni soy quien para juzgarla por lo que hace dentro o fuera de su profesión. Pero sí por lo que dice. Esto me parece un ejercicio de salud democrática. Porque, además, creo que al menos el vídeo de Amarna nos permite debatir sobre el hecho de la hipocresía, que también me parece un asunto interesante. Me he estado mordiendo la lengua durante días, porque he visto a mucha gente de mi entorno alucinar con el vídeo. Espero que por lo menos no se tomen a mal mi opinión, porque no es un ataque contra ellos sino una argumentación sobre la hipocresía y la libertad de la mujer. Por eso he esperado unos días para publicarlo, para que no pareciera una reacción.
Lo primero que cabe señalar es que el vídeo e…

La exclusión social no se elige

Muchas cosas no se eligen en la vida. En Parla se estima que una de cada cuatro familias viven en la exclusión o en riesgo de caer en ella. Más de 3.000 familias necesitan ayuda diaria para alimentarse. Soportamos la tasa de paro más grande en las ciudades de más de 50.000 habitantes de la Comunidad de Madrid, en el contexto de un modelo de ciudad sin tejido económico para absorber en el corto plazo la demanda de empleo. Este panorama, lógicamente, genera otros problemas asociados a la dificultad de acceso a una vivienda, la pérdida de la misma, o la incapacidad de asumir los gastos básicos como la luz o la calefacción. Pero ningún vecino o vecina de Parla ha elegido perder su empleo y terminar en la exclusión. No decidieron que el modelo económico de la Comunidad de Madrid se llevara por delante la industria y la economía real en favor de la especulación. No decidieron desequilibrar la ciudad hasta hacer de su presupuesto algo insostenible, ni que en la España de Rajoy tener un empl…

¿Mujeres como las de antes?

Buscando en el baúl de los recuerdos, Pérez-Reverte se ha encontrado con Ava Gardner, Sophia Loren y Grace Kelly, entre otras, a la salida del Palace. Caminaba, según nos cuenta en este artículo (http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/156/mujeres-como-las-de-antes/) con su amigo Javier Marías divagando sobre la condición femenina, vista desde la condición masculina (como "sexo, no como género, imbéciles"), para llegar a la conclusión, y probarla más allá de toda duda, de que ya no hay mujeres como las de antes. Nótese que el autor era alumbrado desde el cascarón de huevo del Hotel Palace, ese reducto de irrealidad para "gente bien" que tanto se parece a la realidad cotidiana de la mayoría de la gente. Sin duda un buen minarete desde el que observar la realidad del siglo XXI. Al menos igual de bueno que el ejercicio de generalización sobre la condición femenina a partir de los estereotipos del cine de Hollywood de los años 50 y 60.
Yo escribo desde el S…

Una farsa y una tragedia

"Todos los grandes hechos ocurren dos veces" decía Marx que decía Hegel. Y matizaba que "una vez como tragedia y la otra como farsa". Un mes y un día después de la repetición de las elecciones generales, el Rey Felipe VI debe estar considerando seriamente pedir la baja por depresión. Es verdaderamente una tragedia, porque la farsa, por lo visto, fueron las primeras elecciones del 20 de Diciembre. Debe sentirse ninguneado como ese niño que trata de separar a dos amigos en una pelea en el patio del colegio. Intenta colarse por donde puede con muy poco éxito. Seguramente no es lo que le contaron sobre el papel de un Rey, pero tratándose de monarquías la historia ya se repite: se dio en el pasado como tragedia y ahora como farsa.
Y mientras tanto, el Presidente en funciones se plantea no asumir, por segunda vez, el riesgo de una sesión de investidura fallida. No tiene apoyos. Tampoco los busca. Más bien parece que espera que le caiga el gobierno en las manos por incap…

La gente no es idiota

Las derrotas electorales tienen una digestión difícil. Se necesita una buena gestión emocional de la ansiedad que producen las expectativas rotas y de la angustia del nuevo horizonte político: cuatro años más de gobierno del Partido Popular (probablemente). Pero conviene, después de darse unos días para superar el duelo, salir de la cueva para preguntarse qué ha pasado.
La gente no es idiota. Todos somos gente y tenemos nuestras razones personales para emitir el voto. En este sentido, cuando votamos lo hacemos bien si lo hacemos a conciencia, y no soy yo quién para decir que los votantes del PP no votan con la misma claridad con que lo hago yo. En cualquier caso, que la gente seamos más o menos idiotas es irrelevante, porque seguiremos votando lo que nos dé la gana y, por lo tanto, los elementos correctores para superar el fracaso electoral tienen que introducirse en otra parte: allí donde la izquierda tenga capacidad real de mejorarse.
En mi opinión hay algunos elementos objetivos qu…

El plan de garantía de derechos de Urge Parla

Hay ciudades que nunca duermen y ciudades dormitorio. En cada modelo de ciudad, en sus desequilibrios, fortalezas y debilidades, se dibujan los renglones en los que va a escribirse el relato de su desarrollo. Con renglones torcidos las ciudades patinan y se deslizan hacia agujeros peligrosos, y de eso saben mucho un grupo de organizaciones sociales y vecinos de Parla que han querido reivindicar una solución global para su ciudad. Porque no puede escribirse un relato diferente sin modificar esa globalidad desequilibrada que ha conducido a Parla hasta aquí: 32.000 personas por debajo del umbral de la pobreza, 11.000 en situación de pobreza severa.
Han elaborado una propuesta que, sin pretenderlo, complementa muy bien a la que presentó CCOO hace casi un año y medio, y que juntas terminan por aportar ideas, y puede que alguna solución, para modificar lo estructural mientras se atiende lo urgente. La ciudad no va a cambiar su realidad si no se modifican, con ayuda de todas las administrac…

De Víctor Díaz Cardiel y la democracia radical.

La crisis económica ha despertado un nuevo interés ciudadano por la política, y ha recuperado para el debate público la reflexión sobre el sentido real de la democracia. Es cierto que el ruido con que el sensacionalismo mediático acompaña todos los debates no ayuda a que la ciudadanía pueda bucear con facilidad más allá de los significantes. Pero el interés renovado por la política y por los contenidos de la democracia es, en esencia, una buena noticia.
En este contexto, las organizaciones de la izquierda transformadora, que ya tenían hasta cierto punto integrado un discurso más o menos superador del estado de cosas previo a la crisis, incluidas las limitaciones de la democracia liberal en contextos capitalistas, han ido situando cada vez más en el centro de su discurso la retórica sobre la radicalidad democrática. Y he utilizado el término retórica porque me parece que, del mismo modo que sobre el “cambio” se ha construido un edificio de papel sin cimientos, en lo relativo a la demo…

"El Xef", o la mitificación del emprendimiento

Vaya por delante que tengo una buena opinión sobre el cocinero David Muñoz. Me apasiona la cocina y encuentro en la cocina creativa un espacio donde expresar el talento de manera singular. No obstante, y a pesar del exceso de glamour del que los medios están rodeando al mundo de la gastronomía (Ferrán Adriá dixit), al menos es una profesión en la que las fortunas se amasan trabajando. Y trabajando mucho, en uno de los sectores más precarios de nuestro mercado laboral. Por eso, quede claro en esta introducción que lo que sigue no es una crítica a la figura del cocinero, sino, como veremos, a la mitología del éxito proyectada desde los medios de comunicación, y no sólo, y sus terribles consecuencias para muchísima gente.
"El Xef" no es el primer relato de éxito ofrecido por los medios de comunicación. Con un borrado casi total del mundo del trabajo, el repertorio de historias personales con acceso a la televisión se reduce a aquellas que pueden contarse como un riesgo superad…

No perdonemos “jamás” una oposición irresponsable

En una sociedad democrática, tan importante como obedecer la voluntad de la mayoría es saber respetar a la minoría, garantizando un hueco suficiente para su plenitud vital. No conviene ocupar desde las posiciones mayoritarias todo el espacio disponible porque, después de todo, si la minoría no vive en democracia la democracia no existe.
Este principio tan básico es el que otorga a la oposición un papel fundamental en cualquier sociedad moderna. Se garantiza un espacio suficiente para su tarea opositora, pero también, y esto es importante, para la representación eficaz de los intereses de los miles de ciudadanos que no votaron a la opción mayoritaria. Por eso, para garantizar la adecuada representación de todos y todas, nuestros parlamentos y ayuntamientos son plurales. Pero también por eso, la tarea de la oposición tiene obligaciones. Es una obligación de la oposición respetar las reglas de la democracia que le dan sentido a la tarea opositora, porque deteriorando el marco democrátic…