Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

1848: Seneca Falls y el Manifiesto Comunista

Los debates que provoca la frustración suelen derivar en esperpentos retóricos. La derecha ha ganado en Andalucía, y como consecuencia de esto y de las facilidades para el desahogo que ofrecen las redes sociales, podemos llegar a leer una cantidad ingente de estupideces. La más llamativa, en mi opinión, ha degenerado en una confrontación entre feminismos y lucha de clases, que viene larvándose un tiempo, pero que se ha endurecido estos días. Se quiere plantear que el feminismo compite con la lucha de clases malgastando en un tema secundario buena parte de la fuerza, y que la lucha de las mujeres es una lucha desclasada. Pero esto, históricamente no ha sido así.
En 1848, Lucretia Mott y Elizabeth Cady Stanton organizan la Convención de Seneca Falls, eclosión definitiva del movimiento feminista organizado. El resultado de aquel encuentro fue la redacción de la Declaración de sentimientos de Seneca Falls, que por primera vez establece una agenda explícita de lo que va a ser el movimiento…

¿La libertad es un deseo o un poder? Por qué soy abolicionista

No se le escapa a nadie que estamos viviendo una enorme tensión entre movimientos feministas en relación a la prostitución. Es una tensión que en buena parte de los foros por donde transcurre el debate se trata con una enorme superficialidad, pero que esconde diferencias de fondo que conviene explicitar, porque no son menores.
El feminismo es un edificio levantado sobre los pilares de la modernidad. Hijo predilecto de la modernidad ha sido el liberalismo, es cierto, pero aunque menos queridos, también son hijos e hijas de la misma modernidad el marxismo, el anarquismo, el feminismo, y en general todas las corrientes críticas emancipatorias hasta los años 70 del siglo XX. Esto es así porque se erigen sobre las categorías políticas que aportó la edad moderna, y que tuvieron su primera articulación política en la Ilustración. Libertad, igualdad y solidaridad serían sus categorías más fuertes, y el poder y sus relaciones son el eje sobre el que giran sus teorías críticas. Además, son categ…

La "industria de la felicidad" contra la empatía

La industria de la felicidad no deja espacio para el pensamiento negativo. Ha convertido el “derecho” a buscar la felicidad en una obligación de la que, además, eres el único responsable. Si no has conseguido alcanzar tus metas es porque no has sonreído lo suficiente, no has participado en suficientes talleres de musicoterapia o no te has gastado suficiente salario en clases de “mindfulness”. Porque todo el mundo sabe que si deseas algo con suficiente fuerza, lo vas a conseguir seguro (con ayuda del universo, que conspira a favor de la gente positiva). Además, seguramente sigues rodeado de gente negativa, esos chupasangres empeñados en tener problemas de todo tipo: puede que incluso alguna persona de tu entorno haya perdido recientemente a un ser querido y esté empeñada en estar triste por su pérdida, en lugar de sonreír y apuntarse a algún taller de arteterapia.
La industria de la felicidad es el paso siguiente en el desarrollo cultural neoliberal, la última frontera en la atomiza…