Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

No existe una "dictadura de lo políticamente correcto"

Como ya dije en otra ocasión hablando de la hipocresía patriarcal de Amarna Miller (http://lageneraciondelosidiotas.blogspot.com/2016/09/amarna-y-la-hipocresia.html) no me gusta participar en linchamientos públicos, y mucho menos contribuir a relativizar la gravedad de una amenaza de muerte. Por eso no quiero hablar de Rober Bodegas y su monólogo sobre estereotipos gitanos. Personalmente, me gusta el humor moderno y no tengo un gran sentido de la ofensa. Por eso quiero que lo escrito a continuación no se entienda como una crítica al dichoso monólogo. Pero quiero aprovechar la oportunidad de este debate abierto para escribir sobre la comedia en la post-verdad, los supuestos límites del humor, y eso que llaman “dictadura de lo políticamente correcto”. Desde luego, condeno todas las amenazas de muerte que ha recibido Rober Bodegas, por si es necesario decir lo obvio.

Como el artículo es largo, voy a empezar adelantando la conclusión: creo que, a pesar de todo, la libertad de expresión d…

La "industria de la felicidad" contra la empatía

La industria de la felicidad no deja espacio para el pensamiento negativo. Ha convertido el “derecho” a buscar la felicidad en una obligación de la que, además, eres el único responsable. Si no has conseguido alcanzar tus metas es porque no has sonreído lo suficiente, no has participado en suficientes talleres de musicoterapia o no te has gastado suficiente salario en clases de “mindfulness”. Porque todo el mundo sabes que si deseas algo con suficiente fuerza, lo vas a conseguir seguro (con ayuda del universo, que conspira a favor de la gente positiva). Además, seguramente sigues rodeado de gente negativa, esos chupasangres empeñados en tener problemas de todo tipo: puede que incluso alguna persona de tu entorno haya perdido recientemente a un ser querido y esté empeñada en estar triste por su pérdida, en lugar de sonreír y apuntarse a algún taller de arteterapia.
La industria de la felicidad es el paso siguiente en el desarrollo cultural neoliberal, la última frontera en la atomiz…